Saltar al contenido

Critica De Stranger Things 3

Como suele ocurrir en las comedias adolescentes de la época, los romances y primeros amores marcan la trama. Mientras se centran en sus relaciones sentimentales, el peligro se avecina sobre ellos. De nuevo, la localidad es conminada por antiguos y nuevos enemigos que el conjunto de Eleven y compañía deberá parar. Es hilarante, pueril, absurda, infantil, sin sentido. Y sucede que si en las temporadas precedentes conocimos a unos niños que discurrían y actuaban como adultos, en este momento las tornas se dan la vuelta para descubrir horrorizados como son los adultos los que terminan actuando como pequeños.

Lo de la carta de Hopper al final, con esa mudanza y punto de cambio, es verdaderamente emotivo. Casi habría sido el desenlace perfecto para una serie prácticamente impecable. Erica es realmente muy graciosa, y Robin es quizás el más destacable personaje nuevo de la serie. Los pequeños actores son unos “cracks” y cada vez lo hacen mejor.

En fin, quisiera que no continúen por este sendero plagado de tópicos y que la serie finalice decentemente en su cuarta temporada. Decepción es la mejor palabra para detallar lo que pienso tras haber visto los ocho episodios de Stranger Things 3. Decepción pues las primeras dos temporadas me habían dado gusto mucho. Decepción por el hecho de que las críticas la dejaban a la altura de las otras temporadas. En Timeindican que el elenco de los pequeños están espectaculares y hace una opinión global efectiva, si bien advierte que el final va a ser «agridulce» para muchos.

\’stranger Things 3ª Temporada\’, Crítica: Más De Lo Mismo, Con Calidad, Pero Con Nula Capacidad De Sorpresa

Stranger Things es Los Goonies y eso quizá sea lo que nos enganche sobre todas y cada una de las cosas. La serie no ha perdido el rumbo, solo necesita reinventarse para no caer en la reiteración constante, tan habitual en las sagas de la temporada que retratan. No solo van a deber confrontar a innovar en lo que se refiere a tramas, deberán lidiar con el desarrollo de sus adorables niños que irán dando el salto a tramas más adultas. De momento, y a pesar de cierto desgaste argumental, \’Stranger Things 3\’ sigue disfrutándose, regalándonos una enorme aventura que vuelve a transportarnos a la década de lo ochenta. La tercera temporada ahora está libre en Netflix. En los distintos conjuntos que protagonizan las tramas paralelas, reluce con especial fuerza la banda formada por Dustin , Steve , Robin y Erica , la gran revelación de la temporada.

⚠️ ¡HEY! MIRA ESTO   Stranger Things Erica

Al contrario, nos dejó la sensación de haber mejorado con respeto a su segunda temporada. Se muestran ciertos personajes nuevos, sí, pero el esquema y el avance de la serie continúa inmutable desde la primera temporada. La cuestión es que aún con eso en cabeza, Stranger Things 3 logra entretener de principio a fin y en esta ocasión en formato maratón. Tras un par de años hibernando, la tercera temporada de la serie de Netflix regresa cambiada, con tramas mucho más maduras.

Stranger Things Serie Tv

Resalta la muy comentada inclusión de la canción “The Never Ending Story” de Limahl. El tema procede de la banda sonora de ‘La historia interminable’ . Un inconveniente grave del pasado y que aquí se sigue acentuando, y que puede terminar por distraer demasiado de las tramas, es el avasallador sitio que ocupa el product-placement en la serie. Me refiero, por poner un ejemplo, a la pelea de fabricantes por mostrarse bien visibles y quedar retratadas como icónicas. Cosas como estas, y su importancia en los guiones, terminan tragando incluso a la historia principal.

Esta vez las noticias llegan de 2 formas. Por un lado introduciendo al personaje de Robin , que además de descubrirnos a una aceptable actriz nos sirve como contrapunto del alocado y en ocasiones necio Steve. Y junto a ella, el enorme acierto de la temporada seguramente sea la división del grupo, con los más jóvenes por una parte salvo Dustin, quien se une a Robin, Steve y Erica -la cañera hermana de Lucas-. Serán ellos quienes nos aporten los mejores instantes de esta tercera temporada de Stranger Things. Los personajes principales por el momento no atraviesan las vías del tren a lo «Cuenta conmigo», pero se topan con cosas dignas de John Carpenter. Se apela a la nostalgia a base de referencias cinéfilas, pero al pasado por el momento no se va en bicicleta sino en ascensor, en una misión digna del agente 007, con eternos corredores transitables solo con linternas, como en «Navegadores» pero en el subsuelo.

⚠️ ¡HEY! MIRA ESTO   Copias Ps2

Su personaje acabará ayudando a Hopper con el Alexei interpretado por Alec Utgoff. Su rol es una licencia de los Duffer para plagiar/homenajear a entre los individuos claves del cine de ciencia ficción de los ochenta y noventa. No puedo eludir apuntar que me chifla el uso de los desalmados soviéticos marxistas como una parte de esta temporada. Stranger Things 3 sigue sin ser la enorme serie que nos quieren vender, pero sin duda es un increíble diversión del que queremos mucho más de año en año. Y si el nivel se mantiene como en esta tercera temporada, lo que está por llegar de Stranger Things nos proseguirá agradando.

Y no lo es exactamente porque es idéntica a la serie que nos impactó. Porque los personajes siguen siendo tan encantadores, si bien por el momento no sean niños. Y esto también tiene su punto, por el hecho de que muchas veces los actores pierden la gracia cuando llegan a la adolescencia.

La tercera temporada tenía aún mucho más las de perder frente a la segunda y naturalmente a la primera, pero sorprendentemente remonta el vuelo y sobrepasa a la segunda. Hay que tomar en consideración que no posee un guion para sorprendernos como la primera temporada, y que habiendo ahora una segunda era bien difícil elaborar un producto que sostuviese el nivel pero lo han conseguido. Dándole un pequeño giro a la serie con mucho más instantes de humor y sabiendo equilibrarla dándole enormes momentos a todos los personajes, jugando todos un papel esencial en la historia sin ningún género de relleno.

Es quizás el único momento que el abordaje del feminismo se siente forzado y no una consecuencia natural de los temas que explora el guion. Pero hay escenas magníficas —el citado episodio de Max y Eleven, una escena entre Nancy y su madre o la sorpresa de uno de los personajes— hacia las mujeres y su liberación de los roles que se les imponen. Pero la otra cara de esta moneda es que de inflar el hype también se encargan los propios desarolladores.

Stranger Things: Temporada 30comparte Con Tus Amigostu Nombretu E

Comprendo que los Duffer estén enamorados de su peculiar Hades y los monstruos que en él habitan, pero le está robando a la serie de aire limpio, de la posibilidad de sorpresa. Es como si en \’Gravity Falls\’ o \’Supernatural\’ solo se exploraran la trama principal apocalíptica y no se dejase libertad a cada episodio de tener personalidad y tema únicos; y, por consiguiente, capacidad de sorpresa. Es interesante que los Duffer hayan optado en este enfoque porque sean las mujeres las que mucho más se desapegan de este rollo novios. El tópico siempre las ha pintado en los filmes adolescentes como las obsesionadas con pasarse notitas en clase y hablar solo del príncipe azul del insti que les birla el corazón. Además, se las acostumbra retratar asimismo traicionándose entre sí por el cariño de semejante príncipe. Pero en \’Stranger Things\’ los Duffer hacen, en un episodio magnífico basado en Max y Eleven, que sean ellas las que pasan de ellos, las que se alían para encontrar un ancla en el mundo que vaya más allá de ser la pareja de.

⚠️ ¡HEY! MIRA ESTO   Bhaptics

Y como él, otros muchos que pierden su sentido y otros nuevos que no aportan más que novedosas dosis de ridiculez. Me resta por comentar un detalle muy personal que no sé si va a ser muy mío o se repetirá de forma frecuente entre los espectadores. Me da la sensación de que Temporada 3 es la menos afilada de todas; y por afilada quiero decir la menos verdadera y seria. Hay un sentido peliculero que le quita a la serie una parte de ese filo Stephen King que nos ponía en el borde del taburete por el hecho de que introducía una variable de dureza en una historia a lo Spielberg. Y luego hay otro asunto que creo vital y con el que remataré el próximo apartado. Pienso que es el mayor culpable de que \’Stranger Things\’ se esté estancando.