Saltar al contenido

Serie Rusa Chernobyl

En Netflix están disponibles dos temporadas con las aventuras de la pequeña niña, bastante revuelta que está bajo el precaución de un oso ordenado y campechano que le cuesta lidiar con la energía de la chiquilla y sus ocurrencias. Asimismo, entre los columnistas pro-Kremlin, Anatoly Vasserman, escribió que sencillamente los anglosajones no tienen la posibilidad de filmar algo sobre Rusia por el hecho de que “terminantemente no corresponderá a la verdad”. Si bien aparentemente, la población rusa no está ofendida por la serie, pues tiene muy buenos ratings en tal país. Libre únicamente con audio ruso, el adelanto exhibe preocupación hacia los rescatistas en la catástrofe, emotivos reencuentros y la imagen de una vida alegre en las dependencias de Prípiat, mientras un espía estadounidense se comporta sospechosamente al interior de un tren. Con éxito de audiencia y 19 nominaciones en la próxima edición de los Premios Emmy, Chernobyl fue enormemente alabada tanto por la crítica especializada como por el público. Pero los críticos en los medios de comunicación independientes encomiaron al escritor de guiones de la serie, Craig Mazin, por su meticulosa atención en los datos.

“Un columnista ruso afirmó que el programa era un complot para socavar la agencia atómica de hoy de Rusia. Otros lo llamaron \’propaganda\’ estadounidense dirigida a manchar la imagen de la URSS y exagerar la insensibilidad de la respuesta soviética”, escribió Sarah Rainsford, corresponsal de la BBC en Moscú. Con quien se transporta mucho mejor es con Gorbachov, quizá el único jerifalte comunista que sale medianamente bien parado en la serie además del ambiguo Boris Shcherbiuna . Con esa visión cruda y realista del enfrentamiento, su obra contribuyó a que Rusia dejara atrás un sistema que la tragedia de Chernobyl contribuyó en buena medida a liquidar ya que el régimen comunista nunca se recobró de la enorme pérdida de credibilidad que supuso la catástrofe.

América Latina, La Ue Y La Covid

Incluso la serie ya tiene director, Aleksey Muradov, quien mantiene los americanos infiltraron un agente de la CIA. “Una teoría sostiene que los estadounidenses se habían infiltrado en la central de energía nuclear de Chernóbil y muchos historiadores no niegan que, en el día de la explosión, un agente de los servicios de inteligencia del enemigo se encontraba presente en la planta”, aseguró Muradov a Moscow Times. Conque la versión rusa de la serie tendrá un agente de la CIA como causante del desastre. Chernobyl es una historia de villanos pero asimismo de héroes como Valery Legasov , el científico que pone en alerta a Gorbachov y la jefatura de Gobierno sobre la auténtica dimensión de la tragedia y cuya actitud salvó cientos de vidas. En la primera secuencia de la serie vemos de qué forma Legasov se acabó suicidando dos años después de la explosión del reactor, no sin antes entregar unas cintas con “la realidad” merced a las cuales el día de hoy sabemos lo que falló entonces, que fue casi todo. Durante años, el testimonio de personas como Ludmylla permaneció oculto para la opinión pública pues, como se ve en la serie, el gobierno ruso logró todo lo que resulta posible para esconder la magnitud de la catástrofe.

⚠️ ¡HEY! MIRA ESTO   Ocarina Of Time Remake

Muy reservada con su vida privada y figura de colosal talla intelectual traducida a todos los idiomas populares, la valeroso Alexiévich piensa que es el Nobel y su popularidad internacional la que ha evitado que sea asesinada. Pues la periodista se ha enfrentado no solo a los secretos más oscuros del pasado soviético, también al mismísimo Putin, líder de Rusia ya hace 20 años que según ella “es la personificación de millones de dolores, de visiones, de deseos, de lloros… de toda esta gente rusa engañada, robada, destruida. Svetlana pertence a las voces mucho más concluyente contra el presidente, al que acusa de haber arruinado la democracia en Rusia y de corrupción masiva. Hija de unos maestros de Minsk, Svetlana Alexiévich medró en la Unión Soviética y ella misma mencionó múltiples veces sobre la contradicción de ser bielorrusa, redactar en ruso y ser parte de la cultura del país vecino al unísono que su identidad se forjó en un imperio comunista que no existe desde 1991.

Muere Michael K Williams, Actor En The Wire

Tratando de persuadirlo, Craig Mazin le anticipó que en Chernobyl iban a confluir varios géneros, que iba a ser una película de horror y también una de guerra, un thriller político y un drama legal. El 22 de octubre llega a las salas de cine de Rusia y, suponemos, a algún servicio de uso contínuo del mundo «Kogda padali aisty», la respuesta a la triunfadora serie de HBO, «Chernobyl». El gobierno de Vladimir Putin ordenó una exclusiva serie sobre lo ocurrido en la planta nuclear desde la perspectiva de la URSS. “La serie sigue un conjunto soviético perteneciente a la KGB, con la misión de encontrar a un agente encubierto de la CIA al interior de la planta nuclear de Chernóbil”, dice la sinopsis según THR, lo cual se condice con el tráiler estrenado esta semana. “Si los anglosajones graban algo sobre los rusos, definitivamente no corresponderá a la verdad”, dijo el columnista Anatoly Wasserman, al charlar en el canal de televisión por la red Teleprogramma. El diario Izvestia la calificó como el retrato mucho más “realista” de la época, relacionado con la mayoría de las películas rusas.

Aunque no se revelaron datos de la serie rusa, se conoce que está sustentada económicamente por el Ministerio de Cultura Ruso y la producción va a estar al cargo de NTV, una cadena televisiva del mismo país. Esta nueva versión de lo sucedido en la planta nuclear Vladímir Ilich Lenin fija su centro narrativo en un grupo de oficiales soviéticos de la KGB (El Comité para la Seguridad del Estado de la URSS), quienes descubren a un agente de la CIA espiando en la planta nuclear de Chernobyl. Las razones del éxito son varias, pero visto que esté fundamentada en una catástrofe real, la explosión de un reactor nuclear en 1986 tuvo mucho que ver. A partir de ahí, la serie ha querido recrear los hechos tal y como sucedieron, haciendo hincapié en los intentos de las autoridades rusas en silenciar la catástrofe en los primeros momentos. En la mitad de la polémica despertada por la miniserie Chernóbyl, sobre el peor desastre nuclear de la Historia, la televisión rusa anunció que está trabajando en una serie para dar su versión de los hechos. Según ha dicho el directivo Alexei Muradov al periódico ruso Komsomolskaya Pravda, “Una teoría sostiene que USA se infiltró en la planta de energía nuclear y varios historiadores no niegan que, en el día de la explosión, un agente del servicio de inteligencia enemigo estaba presente en la estación”.

⚠️ ¡HEY! MIRA ESTO   Harry Potter Amazon Prime Video

Con su libro Voces de Chernobyl, la notera cuenta la tragedia dando voz a todos los que la vivieron y sufrieron en primera línea. Ella se define como una “historiadora de sentimientos” y se refiere a sus libros, a medio sendero entre el reportaje y la novela, como “un coro de sinfonías”. Reviviendo una tragedia ocurrida hace más de 30 años en la lejana Ucrania, la cadena estadounidense reclutó un reparto de mucho lujo con nombres como Stellan Skarsgard, Jared Harris y Emily Watson, para contar el incidente de Chernóbil, desencadenado por la explosión de un reactor nuclear en las cercanías de Prípiat en abril de 1986.

Por servirnos de un ejemplo, el hecho de que utilizaran granito para las puntas de varilla de control, algo que aceleró la reacción, cuando la función de estas varillas era supervisarla. HBO tenía un gran año asegurado con el estreno de la temporada final de Game of Thrones, la segunda temporada de Big Little Lies y nuevos episodios de True Detective, pero se atrevió a ir por más con el debut de una miniserie. Esto hace que sea fácil ver cualquier crítica del pasado soviético como un ataque a la base de poder ideológico del Kremlin.

Ella se refiere en uno de sus libros a ese “homo sovieticus” que surgió durante esa época para narrar la catástrofe de un sistema que según Alexiévich jamás brindó a sus ciudadanos ninguna de las prometidas bondades del socialismo pero sí terminó con un “baño de sangre”. En Cautivos de la desaparición nos cuenta los suicidios de personas que no lograron aguantar el derrumbe de la URSS en la que tanto habían creído. Tanta es la molestia del gobierno porque una cadena americana contó la narración de sus héroes, que un medio pro-Kremlin va a hacer la versión rusa de la serie Chernobyl. El director de la producción,Alexey Muradov, apuntará directamente a la CIApara tejer toda la historia desde en espionaje y contraespionaje estatal que sostuvo Estados Unidos en la época.

⚠️ ¡HEY! MIRA ESTO   Netflix Espacio

Komsomolskaya Pravda publicó múltiples productos negativos sobre la miniserie, entre ellos uno sobre la teoría de la conspiración que asegura que fue producido por los contendientes de Rosatom, la compañía nuclear estatal de Rusia, para arruinar la reputación del país como una capacidad nuclear. Por lo menos 31 personas murieron justo después del accidente y los efectos se prosiguen sintiendo hoy en dia. El reactor Nº 4 en la planta nuclear de Chernóbil explotó el 26 de abril de 1986 en la localidad ucraniana de Prípiat.

El director de la serie, Aleksey Muradov, afirmó que mostrará “lo que realmente sucedió en ese entonces” y planteará una “visión opción alternativa sobre la catástrofe de Prípiat”, la zona donde estuvo situada la planta de energía nuclear. Divorciada y con una hija que vive como ella en Minsk, Alexiévich ha dicho que escribe ahora sendos libros sobre el cariño y la muerte, que considera los temas fundamentales. Asimismo añade, socarrona, que a cierta edad da mucho más temor el cariño que la muerte porque a partir de los 30 todos entendemos que no hay nada más arriesgado que enamorarse. Eso sí, asimismo ha confesado que solo ha inquietante a la desaparición en el momento en que cubría la guerra de los soviéticos contra los afganos en los años 80 porque entonces estaba “muy enamorada” y no quería dejar este mundo. Los seguidores de la serie identificarán este desgarrador testimonio con el del personaje de Lyudmilla Ignatenko , la mujer del joven bombero con la capacidad de todo para pasar con su moribundo marido las últimas horas de su historia. Aunque la serie es bastante fiel a la catástrofe sucedida en la madrugada del 26 de abril de 1986 hay algunas licencias.

También se resaltó la manera en que la serie transmitió el heroísmo de la gente común. “Hay una teoría de que los estadounidenses se infiltraron en la central nuclear de Chernóbil”, dijo. Pero en una entrevista con Komsomolskaya Pravda, el diario mucho más leído de Rusia, Muradov mencionó que su versión del programa “ofrece una visión opción alternativa sobre la catástrofe de Prípiat”. No son pocos los que coinciden que la indignación mostrada por ciertos ámbitos de Rusia y sus socios pasa por el hecho de que HBO se adelantó a los propios rusos al contar este desastre que aún deja secuelas humanas y espirituales en lo que fuera la URSS.