Saltar al contenido

Xiaomi Pi

Sin embargo sí que mejoraron el procesador que todavía es Mediatek quad-core 1,5 GHz, pero el modelo Mediatek 9611. Los conectores de entrada están situados en la parte trasera izquierda según vemos la pantalla mientras que el de alimentación está en la derecha. No es un modelo singularmente delgado pero tampoco exhibe un grosor sobre lo que otras compañías están lanzando. Tiene unas medidas una vez montada de 123,49 x 28,53 x 78,22 cm y su peso es de menos de 12 Kg, como observamos muy ligera para ser una TV de 55 pulgadas, y es aquí donde ese plástico muestra su gran ventaja frente a materiales más premium.

Y no únicamente ya que los pies son más simples de disponer, que acostumbran a serlo, sino porque ofrecen una mayor seguridad al panel, algo que es muy importante en los televisores de 55 pulgadas o más, a menos que hayamos decidido instalarlo empleando un soporte de pared. Este televisor es compatible con contenidos HDR10, pero no es con la capacidad de interpretar metadatos dinámicos, con lo que no lee ni HDR10+ ni Dolby Vision. Según Xiaomi su capacidad máxima de entrega de brillo es de 330 nits, un número comedida que, sobre el papel, limita la luz que es capaz de proyectar la retroiluminación en las zonas mucho más iluminadas de cada fotograma de los contenidos con HDR. Mucho más adelante comprobaremos en qué medida esta aptitud de entrega de brillo limita la espectacularidad de los contenidos de prominente rango dinámico. El esquema de retroiluminación LED de este TV es periférico, algo razonable si tenemos en consideración el encontronazo que habría tenido en su precio llevar a cabo la retroiluminación mediante LED Directo o FALD . Más adelante, en la sección donde analizaremos su calidad de imagen, comprobaremos cómo rinde la tecnología de atenuación de la retroiluminación que puso a punto Xiaomi.

Linux And Rooted Android

El otro ingrediente que también tiene un encontronazo fundamental en la calidad de imagen, como hemos visto, es el procesado de la imagen, pero, de nuevo, indagaremos en él en la sección de este producto dedicada a la calidad de imagen. Algo que nos ha parecido destacable es la hondura de las zonas oscuras de la imagen mostrada en pantalla, muy sobre otros modelos de este rango de precio. Su primordial «talón de Aquiles» hace aparición en el momento en que demanda el protagonismo la retroiluminación en espacios con poca luz ambiental. En este ámbito de empleo la retroiluminación LED periférica de la unidad que hemos analizado no consigue distribuir la luz de manera absolutamente traje en todo el panel, lo que provoca que aparezcan unas bandas que son claramente perceptibles en fotogramas muy oscuros si la luz ambiental escasea. Con luz ambiental este hándicap no es tan visible, pero aquellos individuos que quieran usar este TV para disfrutar sus películas favoritas con poca luz pueden tropezar con esta carencia, que, por otra parte, es recurrente en los televisores con panel IPS y retroiluminación LED periférica.

⚠️ ¡HEY! MIRA ESTO   Kodi En Lg Webos

Está claro que no es la función principal de esta Mi TV P1, pero siempre y en todo momento se agradece que de casualidad podamos echar una partida a toda pantalla. Para la conexión a red integra un puerto ethernet que completa la conectividad Wi-Fi dual band que integra. Este modelo tiene dos puertos USB para conectar periféricos o bien gadgets de almacenaje externo que poder usar con o desde Android TV. De hecho, echando un ojo a atrás, vemos de qué manera monta exactamente la misma cantidad de RAM, 2 GB.

Xiaomi Mi Bluetooth Neckband Earphones

Este modelo mejora tenuemente los ángulos de visión verticales, no obstante, los ángulos de visión horizontales siguen siendo los propios de cuadros VA, notándose cambios de color cuando sales de entre 20º y 25º de la perpendicular. El sonido suele ser entre los puntos débiles de los televisores de las gamas de entrada y media, y, lamentablemente, esta iniciativa de Xiaomi no es una salvedad. Su calidad de sonido es aceptable mientras que el nivel de presión sonora que le pidamos que nos entregue no sea elevado. Pero si se nos va la mano con el volumen la distorsión se incrementará notablemente, lo que provocará que en sesiones de empleo prolongadas aparezca la siempre y en todo momento molesta fatiga auditiva. Si he de establecerme con entre los puntos fuertes de este TV escogería sin dudarlo su colorimetría. Las fotografías que ilustran este producto no hacen totalmente justicia a la capacidad con la que reproduce el color, algo que por otra parte es relativamente frecuente en los televisores que apuestan por un panel IPS de calidad.

El último «cabo suelto» que me semeja importante atar antes de dar por concluida esta sección del análisis es cómo soluciona esta tele el escalado cuando recibe una señal de vídeo con una resolución inferior a la nativa del panel. El nivel de detalle mucho más prominente nos lo ofrece, como cabe esperar, cuando reproducimos contenido originario 4K UHD, pero el escalado desde fuentes 1080p lo resuelve razonablemente bien, aunque no logra recobrar tanto aspecto como los televisores de calidad estándar y alta de fabricantes como Sony, LG o Samsung. Al reproducir contenidos con resolución estándar la calidad de imagen global se resiente precisamente, que es lo habitual.

⚠️ ¡HEY! MIRA ESTO   Imac 27 Como Monitor

De Esta Forma Resguardan Las Fundas Spigen Los Puntos Mucho Más Sensibles De Tu Iphone 13: Materiales Y Diseños Para T

En lo que se refiere a conectividad para dispositivos USB audio/vídeo estamos frente conexión AV tradicional con tres RCA y 3 puertos HDMI, habituales, uno de ellos con soporte de eARC para retorno de audio inteligente y ser utilizado con, por servirnos de un ejemplo barras de sonido. Algo que hemos notado en frente de otras smart TVs con el sistema operativo de Google plus es que el reconocimiento del comando OK Google plus es bastante sensible llegando a saltar cuando en la televisión se reproduce contenido y dicen algo similar, es decir, de su propio audio. Esta nueva generación el Mi TV P1, por lo menos el modelo de 55″ que es el que hemos analizado, tiene un panel VA que mejora en ese sentido, si bien claro prosigue habiendo diferencias frente a un panel IPS.

Las patas que sostienen la televisión son de plástico brillante y un acabado que se acerca a lo cilíndrico. Ciertamente están situadas muy próximas a los laterales por lo que quien tenga una mesa estrecha, tendrán adversidades a fin de que esta TV entre sin problemas. Hombre, dado que tiene Bluetooth, lo suyo sería usar un ratón o teclado que tenga bluetooth, para de esta manera ahorrarte el USB. Yo pensé que el ethernet podría también ser causante de encendidos inesperados.

Este panel IPS tiene resolución 4K UHD (3.840 x 2.160 puntos) y una hondura de color de diez bits, con lo que es muy probable que sea similar a los que la propia LG instala en sus televisores LCD de las gamas media y alta. Si lo hubiera analizado sin conocer su precio habría planeado que estaba frente a un televisor de 600 euros. Cuesta 450 euros, o menos aún si aprovechamos la oferta promocional de Xiaomi, que lo deja en 399 euros.

Si, además de esto, lo utilizamos con bastante luz ambiental, el contraste no representa ningún problema. Una característica de este TV que le deja desmarcarse de la mayoría de sus contendientes que también han apostado por Android TV radica en que, aparte de este sistema operativo, cuenta con PatchWall. Este programa es una plataforma de trabajo creada por Xiaomi que nos permite entrar a apps y contenido propio, tal como a recomendaciones adaptadas que crea desde el análisis de los contenidos que acostumbramos a reproducir. Como podéis ver en la próxima fotografía, su interfaz es limpia y simple. Una sección esencial de la experiencia que ofrece Xiaomi a los clientes que se hagan con este TV deriva de su capacidad de accionar como centro de control domótico del ecosistema de productos de esta marca. Esta tele incorpora Google+ Assistant, de la misma todos los televisores con Android TV que llegaron al mercado durante los últimos años, de forma que nos deja usar nuestra voz para controlar desde el televisor los modelos de Xiaomi que estén conectados a la misma subred que él.

⚠️ ¡HEY! MIRA ESTO   Como Usar El Movil Como Mando Tv

En la generación Mi televisión 4S verificamos cómo su panel tenía una variación destacable de color en al variar el ángulo de visión de manera vertical. Esto es, de ver la televisión parado en el momento de verla sentado ya había gran diferencia. Algo que queda claro es que la compañía hizo un esfuerzo destacable en montar un panel de mayor calidad que la generación anterior y es aquí donde observamos el gran salto con esta generación. El SoC que integra este modelo es el mismo que la televisión de gama alta de Xiaomi, la Xiaomi Q1 de 75″ y permite echar partidas a juegos a una tasa de frames jugables.

La única pequeña pega que puedo ponerle en este lote es que tiene una rápida inclinación a acercarse a las tonalidades frías, pero es algo solamente observable en la mayoría de los contenidos. Si bien, como acabo de nombrar, viene bastante bien calibrado de factoría, no vacilé en saber en los factores avanzados de configuración de imagen para detectar qué margen de maniobra poseemos los clientes que deseamos afinar aún más su calibración. Echo de menos un ajuste preciso de la temperatura de color que vaya alén de los valores básicos, del matiz y de la corrección gamma, entre otros factores que me parecen importantes para los usuarios avanzados. El SoC que, entre otras muchas cosas, se encarga de ejecutar el sistema operativo de este TV y las aplicaciones es un MediaTek MSD6886 Quad Core a 1,5 GHz con gráficos Mali 470 MP3 a 650 MHz.

Como vemos conectividad estándar de la mayor parte de TVs actuales con el añadido del soporte de gadgets por Bluetooth. Aquí es donde hilamos con el soporte de mandos para lograr echar partidas a juegos Android. Para la salida de sonido también tiene soporte de salida óptica S/PDIF y minijack además de la posibilidad de conectar dispositivos de audio Bluetooth.